Cuando el periodismo “despolitiza”

A partir de los sucesos acaecidos en el barrio Las Delicias (Río Cuarto) el 4 de septiembre del corriente año, la organización social Barrios de Pie organizó una jornada de encuentro barrial denominada “Fútbol por la Integración”. A la misma se sumaron como adherentes del evento la Dirección de Deportes y el
Observatorio de Derechos Humanos ambos de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

El echo tuvo una importante repercusión en el barrio ya que la organización que llevo adelante el mismo tiene inserción en el mismo desde hace por lo menos 5 años. Participaron la comunidad boliviana, dos equipos de fútbol de la Casa de Altos Estudios de la ciudad, reconocidos futbolistas del medio local y los habitantes del barrio.

Barrios de Pie es una organización social a nivel nacional que realiza diferentes tareas barriales en distintos puntos de la ciudad de Río Cuarto: que hace política y que a través de ella intenta cambiar la realidad de, en este caso, los riocuartenses.

Ahora, en la nota del matutino Puntal del día domingo 28 se septiembre de 2014 el titulo ( a 6 columnas) es el siguiente: Las Delicias y la comunidad boliviana buscan la integración desde el fútbol. En la edición impresa la nota ocupa la pagina 21 (importante que este en una hoja impar). La despolitizados viene de la mano de la forma de editar la nota y del contenido de la misma.

La nota es parte de la tapa con una foto (de importantes dimensiones) y una bajada. En la edición impresa la nota ocupa la pagina 21 (importante que este en una hoja impar). Con dos fotos (que ocupa las seis columnas), una bajada y una crónica de 4 párrafos en falsa columna con una “nota” (a Félix Gutierrez, referente de la comunidad boliviana) de dos preguntas. El resto de la página esta editada con un anuncio.

En ningún momento se analiza la importancia del involucramiento de la organizaciones sociales y la universidad pública en los problemas del barrio. La despolitización viene de la mano, seguramente, de una línea editorial contraria a los “pensamientos” del matutino.

El doble discurso del “doctor”

Después de la nota publicada por este blog, de Ángel Ludueña, sobre la situación en Diario Puntal variada fueron las reacciones. Para muestra vale esta de Sergio Carreras:

Hola, Aníbal

 

Patética imagen. ¿Por qué ponen cadenas? No me queda claro eso en la nota. ¿Los periodistas hacen carreras de sillas en la redacción? ¿Se llevan las sillas a la casa? Igual, la cadena es lo de menos viendo todo lo que pasó…

 

Saluti

 

Sergio

 

El post tuvo más de 100 visitas en tan solo 12 horas. Pero lo que intento con esta segunda entrada es reflejar el doble discurso del “Doctor”.

 

El director periodístico del matutino riocuartense es titular de la Comisión de Libertad de Empresa… perdón de Prensa de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA). Con motivo de la Asamblea numero 46 de la entidad (que se realizo en Río Cuarto) presento el informe anual. Lean bien:

 

“La libertad de prensa en la Argentina se ha visto ensombrecida durante este año por reiterados episodios, dirigidos contra los medios de comunicación y provenientes del poder político. Este deterioro obliga a ADEPA a mantener una actitud de alerta y vigilancia.”

 

Dice medios de comunicación y despersonaliza. Quienes mas sufren los aprietes son los trabajadores y muchas de las veces de los patrones.

 

“ADEPA convoca a la tolerancia y rechaza la frecuente utilización de agravios y hasta de violencia por parte del oficialismo, para contestar informaciones y comentarios que contrastan con su visión de los hechos. La labor periodística no puede estar exenta del disenso, la opinión y el debate. Pero cuando ese intercambio se reemplaza por el ataque personal, la amenaza permanente, la no aceptación del pluralismo o un clima de temor y de impunidad, se encienden luces amarillas para la vida democrática.”

 

Dice convoca a la tolerancia. Pero desde la puerta hacia afuera. No vaya a ser que en el ámbito laboral se le revele la tropa. Pregunto, ¿en las empresas hay tolerancia hacia aquellos trabajadores que se sindicalizan o en la mayoría de los casos se los persigue?

Luces rojas para la actitud de los patrones.

 

Puntal: el “doctor” y la cadena

El sometimiento en diario Puntal de Río Cuarto no tiene límites

Por Ángel César Ludueña

Es martes, primer día de trabajo de la semana después del habitual descanso. Todavía se vive la euforia de otro triunfo en el clásico platense que predispone mejor para todo, hasta para ir a trabajar.

La redacción de diario Puntal parece la misma de siempre, sólo parece… El silencio –casi sepulcral- es el mismo de todas las mañanas, que invita a evocar –nostálgicamente- aquellos tiempos de intensa vida, bullicio, adrenalina. Sin embargo, en el aire se respira algo distinto… pero, ¿qué?

Basta llegar hasta el escritorio para “descubrir” que algo cambió. El instintivo y mecánico movimiento de siempre –rutinario, para ser más claro- de alejar la silla de la mesa se ve obstaculizado, ya no tiene el libre movimiento de todos los días. ¿Qué pasó..?

Algo la sujeta, la inmoviliza, eso es seguro… Entonces, cuando se mira con más atención no se puede dar crédito a lo que pasa. Una serpenteante cadena –prolijamente forrada con un plástico incoloro- la tiene sujeta y limita sus movimientos hacia cualquier lado.

¡No puede ser! -“¡¡¡Joder!!!” diría un gallego-, pienso, mientras recorro velozmente con la mirada el resto de la redacción.

Todas las demás sillas están igual que la que ocupo habitualmente. Es una imagen muy fuerte, un símbolo de esclavitud, ya abolida por la Asamblea del año ‘13. Nunca –en las casi tres décadas de vida del diario- pasó algo tan absurdo. Da bronca, risa, impotencia… ¡qué se yo cuantas sensaciones más!

Texto Completo