¿Bailando por un sueño? (el de Marcelo Tinelli)

Me pregunto qué danza tendremos que hacer los Mapuches y campesinos para que nos devuelvan las tierras.
Es tan conmovedor ver a
Tinelli cuando se emociona ante algún caso de injusticia

social. Se le llenan los ojos de lágrimas y mira hacia las cámaras.

 

¿Si los indígenas se presentaran en su show podrían conseguir algo de respeto a sus derechos naturales?
¿Saben que es ‘Trafipan 2000’?


Marcelo Tinelli, conductor-empresario televisivo que compró miles de hectáreas en la provincia sureña de Chubut, necesita desalojar 300 familias mapuches para construir un megaproyecto turístico.
Moira Millán, integrante de la Comunidad Pillán
Mahuiza y del
Frente de Lucha Mapuche y Campesinos
en el marco de la lucha por la defensa del Agua y la Tierra aseguró a radio Universidad Nacional de Cuyo, que le dicen rotundamente ¡No! a cualquier
megaproyecto

que pretenda ‘arrasar  con nuestro entorno a cualquier precio’.

 

La dirigencia indígena denunció que el megaproyecto turístico que pretende construir Marcelo Tinelli ‘es sobre la vivienda de 300 familias mapuches y, casualmente, lleva nombre mapuche, Trafipan 2000, cuando para llevarlo

a  cabo, necesita de su desalojo’.
‘Cuanta más gente se entera, más nos ayuda para conseguir el apoyo de las autoridades para poder conservar nuestras tierras’.

Lic. Marisa Burlastegui

El doble discurso del “doctor”

Después de la nota publicada por este blog, de Ángel Ludueña, sobre la situación en Diario Puntal variada fueron las reacciones. Para muestra vale esta de Sergio Carreras:

Hola, Aníbal

 

Patética imagen. ¿Por qué ponen cadenas? No me queda claro eso en la nota. ¿Los periodistas hacen carreras de sillas en la redacción? ¿Se llevan las sillas a la casa? Igual, la cadena es lo de menos viendo todo lo que pasó…

 

Saluti

 

Sergio

 

El post tuvo más de 100 visitas en tan solo 12 horas. Pero lo que intento con esta segunda entrada es reflejar el doble discurso del “Doctor”.

 

El director periodístico del matutino riocuartense es titular de la Comisión de Libertad de Empresa… perdón de Prensa de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA). Con motivo de la Asamblea numero 46 de la entidad (que se realizo en Río Cuarto) presento el informe anual. Lean bien:

 

“La libertad de prensa en la Argentina se ha visto ensombrecida durante este año por reiterados episodios, dirigidos contra los medios de comunicación y provenientes del poder político. Este deterioro obliga a ADEPA a mantener una actitud de alerta y vigilancia.”

 

Dice medios de comunicación y despersonaliza. Quienes mas sufren los aprietes son los trabajadores y muchas de las veces de los patrones.

 

“ADEPA convoca a la tolerancia y rechaza la frecuente utilización de agravios y hasta de violencia por parte del oficialismo, para contestar informaciones y comentarios que contrastan con su visión de los hechos. La labor periodística no puede estar exenta del disenso, la opinión y el debate. Pero cuando ese intercambio se reemplaza por el ataque personal, la amenaza permanente, la no aceptación del pluralismo o un clima de temor y de impunidad, se encienden luces amarillas para la vida democrática.”

 

Dice convoca a la tolerancia. Pero desde la puerta hacia afuera. No vaya a ser que en el ámbito laboral se le revele la tropa. Pregunto, ¿en las empresas hay tolerancia hacia aquellos trabajadores que se sindicalizan o en la mayoría de los casos se los persigue?

Luces rojas para la actitud de los patrones.

 

Puntal: el “doctor” y la cadena

El sometimiento en diario Puntal de Río Cuarto no tiene límites

Por Ángel César Ludueña

Es martes, primer día de trabajo de la semana después del habitual descanso. Todavía se vive la euforia de otro triunfo en el clásico platense que predispone mejor para todo, hasta para ir a trabajar.

La redacción de diario Puntal parece la misma de siempre, sólo parece… El silencio –casi sepulcral- es el mismo de todas las mañanas, que invita a evocar –nostálgicamente- aquellos tiempos de intensa vida, bullicio, adrenalina. Sin embargo, en el aire se respira algo distinto… pero, ¿qué?

Basta llegar hasta el escritorio para “descubrir” que algo cambió. El instintivo y mecánico movimiento de siempre –rutinario, para ser más claro- de alejar la silla de la mesa se ve obstaculizado, ya no tiene el libre movimiento de todos los días. ¿Qué pasó..?

Algo la sujeta, la inmoviliza, eso es seguro… Entonces, cuando se mira con más atención no se puede dar crédito a lo que pasa. Una serpenteante cadena –prolijamente forrada con un plástico incoloro- la tiene sujeta y limita sus movimientos hacia cualquier lado.

¡No puede ser! -“¡¡¡Joder!!!” diría un gallego-, pienso, mientras recorro velozmente con la mirada el resto de la redacción.

Todas las demás sillas están igual que la que ocupo habitualmente. Es una imagen muy fuerte, un símbolo de esclavitud, ya abolida por la Asamblea del año ‘13. Nunca –en las casi tres décadas de vida del diario- pasó algo tan absurdo. Da bronca, risa, impotencia… ¡qué se yo cuantas sensaciones más!

Texto Completo

 

Una voz en el teléfono

                

El que maneja y habla por teléfono a la misma vez es el Director Periodístico de La Voz del Interior, Carlos Jornet.

La fotografía pertenece a Prensa Red de Cordoba que a consecuencia de este material periodístico del “mandamas” del diario mas importante que tiene la provincia fue intimado vía Carta Documento.

¿La foto sera publicada por algun otro medio o habrá silencio corporativo?

¿Los medios de Buenos Aires, que permanentemente apelan a la libertad de expresión, se animaran a cuestionar la carta documento enviada a Prensa Red?

¿Qué opinara ADEPA sobre la actitud de Jornet?

Preguntas que esperan respuestas.