Me atrevo

Los que vivimos en la provincia  de Córdoba estamos insertos en un microclima social “complicado”. Los convidados de piedra son los “opinólogos” nacionales que se están regozijando con la situación . Debo reconocer que hay de todo tipo: los “buenos y los malos”, los “correctos y los incorrectos”, los “presentables y los impresentables”, en fin de todo como en BOTICA.

Lo que más me llamó la atención es esta nota del filósofo Tomás Abraham. Digo “que me llamó la atención” porque esperaba una mirada más “crítica en serio” y para mi desilución encontré un análisis de la FORMA Y NO DEL FONDO. Sobre todo cuando se detiene en el “detalle”, por que a comparación del posible fraude electoral es eso, de la hija de Luis Juez. Acusando al intendente de Córdoba de manipular a su hija y los hijos de los demás para causar impacto en la “gente”.

Que la marcha del otro día se haya realizado en un marco de “paz” en gran medida se debió a la convocatoria amplia de la sociedad donde los “protagonistas” fueron “todos”.

Alguien dijo por ahí que lo peor es contemplar el árbol sin ver el bosque. Algo así le sucede a Tomás Abraham. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s