¿Simples aficionados?

Según la Real Academia Española el adjetivo aficionado, en una de sus acepciones, significa: “que siente afición por alguna actividad.” Esto viene a colación del primer libro sobre el Caso Dalmasso que se editó en el territorio nacional: ¿Quién estuvo con Nora? de los periodistas Mario Bracamonte y Pedro Asurmendi.

El libro trajo consigo diferentes críticas, pero la que más “molestó” a los autores es la que esgrimió un sitio de información de la ciudad de Río Cuarto. De más está decir que todo el mundo tiene derecho a criticar.

Guiándonos por la RAE los citados periodistas son aficionados. Pero si la crítica se realizó con el fin de menospreciar a los colegas es lastimoso que no se valore el esfuerzo. Y digo esfuerzo porque creo que ningún “compañero” en la ciudad

pueda esgrimir la espada de la “crítica literaria” más pura.

Desde este espacio apoyamos todas las inicitivas que vayan acompañadas de esfuerzo y honestidad intelectual. Adelante AFICIONADOS.

 Tapa libro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s